Mujeres en el Folk 2018-12-04T16:07:11+00:00

Mujeres en el Folk

Entrevista a Natalie Haas

“Es un desafío encontrar un papel para el violonchelo en el folk”

La asociación musical entre el violinista escocés Alasdair Fraser y la cello californiana Natalie Haas, abarca todo el espectro entre la música de cámara íntima y la energía de la danza estática. En los últimos 18 años, con gran éxito, han establecido toda una referencia para el violín y el violonchelo en la música tradicional.

En su actuación en el Aitzina Folk contarán con la colaboración especial en algunos temas de Atlantic Folk Trío, del que forma parte el hijo de Fraser, Galen, y de los alumnos del taller de cuerda que ambos músicos imparten en Burgos

Fraser tiene una trayectoria de más de 30 años de conciertos y grabaciones, con una larga lista de premios y reconocimientos, ha participado en numerosos programas de radio y televisión y ha colaborado en bandas sonoras de las mejores películas como “El último Mohicano” y “Titanic”, entre otras. En 2011, fue incluido en el Scottish Traditional Music Hall of Fame (el Salón de la Fama de la Música Tradicional de Escocia).

Haas, graduada en la Juilliard School of Music, es una de las violonchelistas más solicitadas de la música tradicional actual. Ha actuado y ha realizado grabaciones con algunas de las personalidades más destacadas del mundo del violín, entre ellos Mark O’Connor, Natalie MacMaster, los famosos grupos irlandeses Solas y Altan, Liz Carroll, Dirk Powell, Brittany Haas y muchos más.

El trabajo del debut del dúo, “Fire & Grace”, fue premiado con el codiciado galardón “Álbum del año” de la música escocesa, el equivalente escocés a los premios Grammy. Desde su lanzamiento, ambos han publicado cuatro discos muy aclamados por la crítica. Además de actuar, Alasdair y Natalie han motivado a generaciones de músicos a través de su enseñanza en los campus de violín en todo el mundo. Actualmente, ambos están inmersos en la presentación de su último trabajo “Ports of Call”.

Hablamos con la cello americana.

– ¿De dónde viene tu interés por el folk?

Cuando tenía 11 años fui como estudiante al campamento escocés del Valle de la Luna impartido por Alasdair Fraser en California. Esa fue la primera vez que escuché música escocesa (o cualquier tipo de música tradicional) y me enamoré de inmediato con el espíritu amante de la diversión de esta música y la increíble y acogedora comunidad que la rodea. Nunca había encontrado este sentimiento en la música clásica. ¡Me había enganchado de por vida!

– ¿Es a veces difícil incluir el violonchelo como un instrumento folk?

No es difícil, pero sí un desafío, ¡sí! Tratar de encontrar un papel para el cello es la parte difícil. Estoy fundamentalmente sola porque no tengo mucho a donde recurrir en cuanto a aprendizaje de otros músicos en este estilo. ¡Aunque lo veo como un desafío divertido! Tratar de aprender de intérpretes de otros instrumentos como guitarra, piano, bajo y batería siempre ha sido una inspiración para mí. Y a todo el mundo le encanta el violonchelo, así que mientras puedas encontrar una manera de hacer que funcione con la música que estás tocando, siempre he tenido una buena acogida por parte de otras personas.

– No es tu primera vez en Euskadi, ¿cómo es el público en general aquí? ¿Qué diferencia encuentras con el de otras áreas de influencia folk? ¿Qué grupos o artistas de aquí admiras?

Nos encanta España, ¡y sobre todo Euskadi! Llevamos ya 16 años de gira y siempre apreciamos el espíritu y la generosidad con el que nos reciben, ¡y también nos sentimos muy bien con el sentido del humor vasco! Creo que, en general, la gente aquí es mucho más abierta y cálida que en otras áreas en las que hemos viajado. Me encantó la música vasca desde que empecé a venir aquí, especialmente artistas como Kepa Junkera, Alboka, Juan Arriola y Arkaitz Miner (¡uno de los mejores álbumes de violín de todos los tiempos!), y muchos más.

– Después de casi 20 años de dúo con Alasdair Fraser y 5 álbumes, ¿qué es lo mejor que una violonchelista californiana y un violinista escocés aportan juntos al folk?

¡Esta unión de violín y violonchelo todavía es nueva para algunas personas! Nos encanta derribar barreras y mostrar a las personas lo que estos dos instrumentos pueden hacer juntos… Se hicieron para tocarlos juntos. Estamos continuamente tratando de aportar nuestra propia voz a la tradición escribiendo nuestra propia música y yo estoy continuamente tratando de encontrar nuevas formas de hacer sonidos en el cello.

– ¿Qué es lo mejor que obtienes de cada actividad: grabar discos, conciertos en vivo o enseñar a los alumnos?

Grabar temas es genial porque realmente hace enfocar tu mente y te pone en tu lugar… Lo hago realmente bien en esa situación. Me encanta el desafío que presenta tocar lo mejor posible. Actuar en directo es completamente diferente porque no solo quieres tocar de la mejor manera, sino que también quieres conectar con un público (que en realidad es mucho más importante). Esto también es un desafío para mí, ya que soy muy tímida. También damos muchos cursos de formación y nos encanta… porque la música folk es participativa, es genial tener esta comunidad extendida en todo el mundo porque las personas se involucran y aprenden sobre por qué nos apasiona lo que hacemos.

Entrevista a The Friel Sister

Clare, componente del trío The Friel Sisters, que actuarán el 1 de diciembre en Artium, dentro del Festival Solidario Aitzina Folk de Vitoria-Gasteiz

“Nuestro tío tocaba en el grupo Simpleminds y escuchamos mucho ese tipo de música de pequeñas”

The Friel Sisters (Anna, Sheila y Clare) son jóvenes intérpretes de música tradicional nacidas y criadas en Glasgow (Escocia) pero con firmes raíces familiares en la región irlandesa de Donegal. Tocan canciones en inglés y en irlandés, muchas del repertorio familiar, y logran una interesante mezcla de violín, flauta y uilleann pipe.

Desde el lanzamiento de su álbum debut, han actuado en numerosos lugares y festivales en Europa, América y Asia, y como invitadas en el escenario o en giras de artistas como Altan, The Chieftains, Lúnasa, Sharon Shannon, The Máirtín O’Connor Trio, Cherish the Ladies, Solas y Fidil.

En 2016, las hermanas Friel ganaron el prestigioso Trophée Loïc Raison. En 2017 lanzaron su segundo álbum, ‘Before the Sun’ y el pasado mes de enero llenaron el recinto en su concierto Celtic Connections.

Hablamos con una de ellas, Clare, que el pasado mes de febrero recibió el Premio TG4 Joven músico del año 2018, siendo la primera persona en Escocia en recibir este premio.

– Vuestras raíces han pesado en vuestra trayectoria. ¿Haríais otro tipo de música que no sea folk?

Hemos crecido escuchando todo tipo de música, y escuchamos y amamos todos los géneros. Nuestro tío tocaba en el grupo Simpleminds y escuchamos mucho ese tipo de música de pequeñas. Nuestra familia es de Donegal, en el noroeste de Irlanda y tocamos la música desde allí. Es importante para nosotras mantenernos fieles a la música tradicional irlandesa porque es lo que amamos.

– Habéis pasado por dos festivales de folk hermanados con el nuestro, el Irish Fleadh de Cáceres y el Babieca Folk de Burgos. ¿Cuál es vuestra impresión? ¿Fueron vuestros primeros conciertos en España?

Sí, tocamos nuestro primer concierto en España en el Cáceres Irish Fleadh el pasado mes de octubre y nos encantó. Fue un festival increíble y la gente en España es muy amable y acogedora. ¡Es un placer para nosotras venir a tocar!

– Tenemos una sección especial en el festival llamada Mujeres en el Folk, para dar más visibilidad a las artistas en un sector en el que, como en otros, es más difícil destacar o trabajar como mujer. ¿Os ha pasado en vuestra carrera?

Para nosotros, la música y la canción en la tradición irlandesa se transmiten a través de las familias o en sesiones. Ser mujer en las sesiones nunca nos ha dado ningún problema, todos somos iguales y estamos ahí para tocar música. A nivel profesional, sin embargo, puede ser bastante diferente a veces.

– Nuestro festival Aitzina Folk se organiza a beneficio de la investigación de una enfermedad rara llamada ataxia telangiectasia. ¿Crees que la música debería estar más vinculada a las acciones solidarias?

¡Por supuesto! La música folk siempre ha tratado de dar voz a la gente, incluso más que la mayoría de las formas de arte. Solo puedes hablar con una sola voz para todas las personas, y puedes apoyar causas solidarias dándoles voz.

– ¿Qué es lo mejor de trabajar juntas, como hermanas?

Nos encanta trabajar juntas. Viajamos por todo el mundo tocando juntas. Como hermanas, nos conocemos muy bien y no tenemos miedo de hablar sobre algo entre las tres. ¡Facilita el trabajo y los viajes como grupo de música y nos divertimos! Cantamos al unísono, lo que significa que tenemos que estar muy sincronizadas, es lo que nos viene de forma natural. Anna y Sheila son gemelas y yo, Clare, soy tres años más joven, así que estamos muy unidas. También tenemos mucha suerte de viajar con otros músicos, un guitarrista y un músico de bouzouki que son algunos de nuestros amigos más cercanos. Tenemos mucha suerte porque todos amamos la música y nos llevamos muy bien.

colabora1
colabora2
colabora3
colabora4